viernes, 14 de marzo de 2008

LA NIÑA DEL “TE QUIERO”


La niña,
arrodillada en el suelo, su mundo,
con una dulce sonrisa,
mirada casi extraviada,
levantó su única mano manejable
como pidiendo un mimo,
al decir: ”te quiero mucho”.

Jamás sabré a ciencia cierta
si ella sabe quien soy yo
en misterios de su mente lastimada.
Pero yo si, ahora la conozco,
por un beso emocionado
que se robó con mi llanto.

Me hinqué a su lado
dándole mi mano que temblaba,
acaricié sus cabellos
que nunca sabrá cuanto recuerdo.
Y mejilla a mejilla
volví a oír: “te quiero mucho”.

Hoy miro al cielo,
a mis hijos, tan normales,
para dar gracias a Dios
por ese regalo inmenso
de poder verlos volar
con alas que sus mentes guían.

Esa niña está clavada
en cada recuerdo mío
que no olvidará sus gestos,
que ya no podré saber
si ella sabe que regala
tan llenos de inmenso amor.

Copyright


6 comentarios:

Maria José Acuña Belaustegui dijo...

Querido Carlos, que gusto encontrar tu blog, pondre tu enlace en mi blog para tenerte cerquita, me enterneciste con tu poema, te dejo un beso y mi te quiero, Ma.Jo

mia dijo...

precioso juan!

las niñas de hoy,van

siendo arrebatadas

a los poetas,y publicadas

les llevan,lejos de lo que

para nosotros son...

♥♥♥besos♥♥♥

Carlos María dijo...

Mi tan querida Maryjo, también es un gran gusto para mi el que nos encontremos nuevamente, en otro sitio mas, desde hace cuanto!!! eh? mi amiga. Y lo de este poema, realmente fué algo que me conmovió tanto, tanto, que no lo he podido olvidar nunca. La imagen de esa niña con su lesión cerebral y tanto amor, me quedó grabada para siempre.
Un beso

Carlos María dijo...

Mi querida Mía, creo que las de hoy y las de siempre, serán permanente inspiración de los poetas. Unas veces como la lozanía de sus años y otras, como ésta, la pena de una juventud perdida (o quizá no, en su misteriosa mente).
Besos

IndeLeble _ Ali dijo...

Carlos esa niña creo te va a recordar siempre , sí le das una sonrisa a un niño te ganas un corazón!!
Un besote amigo mio!!

Lucy Martínez Z dijo...

Mi querido Carlos, inolvidable amigo, un pendiente por resolver en esta vida donde espero siempre sea cristalizado.
Tus letras son la ingrata realidad que muchos niños viven así, ante la indiferencia de quiénes van perdiendo sensibilidad humana, TÚ demuestras en cada verso lo mucho que te llega situaciones como éstas y la que nunca olvidarás:
Te quiero mucho y felicidades para ti y tu bella familia en estos 365 días que empezamos a vivir. Me encantó encontrar tu casa.
Besos mil